Colección Adrastus inicia sus actividades desde hace más de catorce años, en el momento en que el coleccionista Javier Lumbreras y su esposa, Lorena Pérez-Jácome, se dieron a la tarea de formar un acervo que reflejara lo mejor de la creación artística de principios del siglo XXI y que al mismo tiempo hiciera hincapié en las contradicciones y diversidad de las expresiones artísticas en esta era de globalización. Con oficinas en México y Miami y medio millar de obras en su haber, Colección Adrastus planea remodelar el primer colegio jesuita fundado por San Ignacio de Loyola en la ciudad de Arévalo, España. Actualmente es un espacio de más de 3000 m2 y cuenta con terreno suficiente para ser ampliado con nuevas edificaciones. Es ahí donde próximamente se inaugurará un museo que albergue y presente permanentemente la colección a través de un vasto programa curatorial, el cual contempla a su vez, exposiciones temporales generadas por otras instituciones.